Las empresas inmobiliarias aún piensan muy poco en los inversores

Tomando como referencia la nota de prensa enviada por Urbaniza, hacemos algunos comentarios a la misma tras haber estado durante tres días viendo contactos en la Feria Inmobiliaria.

En general se hace algunas reseñas que dejan claras la visión general del mercado inmobiliario, sobre todo del pequeño inversor en general, lo que se ve claramente es que el periodo de maduración de los clientes cada vez es mayor, esto hace que las empresas no crezcan a la rapidez que se supone que pueden hacerlo, no obstante en general el ánimo era bueno.

Lo que si se ve de una forma fehaciente es que ahora para vender hay que ir a ofrecerle ofertas a los clientes y las empresas compiten entre si, en general por lo que pudimos observar la gente iba mucho a mirar y no tanto a comprar, los precios son altos en general y aún se están exprimiendo los últimos tirones de las “herencias familiares”.

Las empresas inmobiliarias aún piensan muy poco en los inversores que buscan rentabilidad sobre el producto, lejos aún de las estrategias de las inmobiliarias inglesas y de las que operan en Centro Europa. La mayoría de las inmobiliarias sigue viviendo de la inercia general que ha provocado estos años de atrás la subida en el mercado, sin embargo, ahora empiezan a existir otros tipos de fórmulas de rentabilidad y los inversores empiezan a comparar. Realmente parece que los que han comprado, en general, han sido los particulares más que los inversores, es decir, aquellos que quiere una casa para cambiar la actual o para segunda vivienda vacacional, pero sin interés en la rentabilidad ni total ni parcial.

En todas las ferias, sean de lo que sean, siempre se ve un hervidero que hace dar la sensación de gran dinamismo, sin embargo, el sector empieza a vivir de las rentas de los años anteriores, y es posible que lo haga algunos años más. En general los expositores contentos y siempre hablando sobre que el mercado no está lo alegre que estuvo otros años, aunque no les ha ido mal sobre todos a los que han preparado promociones (comprando un piso te llevas un coche y demás), bastante bien pensadas para el cliente final no tanto para el inversor.