Cambios profundos en el Ministerio de Trabajo

En los tiempos en los que vivimos, con los medios con los que contamos, la población tiene acceso, ya sea vía informativos o a través de los muchos recursos de Internet, a los rincones más oscuros de la sociedad. En esta sociedad en la que prima el “todos contra todos” y el “todo vale”, están encuadrados los partidos políticos, medios de comunicación y demás. Decía que en estos tiempos que corren, hay que tener mucho cuidado con lo que se saca y se dice del enemigo, no vaya a ser que se demuestre su falsedad o, peor aún, siendo todo mentira, llegue el susodicho enemigo y demuestre tu implicación en un caso de semejantes (o más graves) características. Entonces se te cae la cara de verguenza, sería lo normal.

Ministerio_de_TrabajoResulta que el gobierno acusa, se demuestra la falsedad de la acusación y se disculpa, al rato vuelve a acusar aún más fuerte, y cuando ya el ridículo no podía ser más escandaloso, va la Cope (¿qué esperaban que hiciera? ¿quedarse de brazos cruzados viendo como les atacaban injustamente?) y demuestra, con pruebas, que Julio Pérez, el jefe de gabinete del Ministerio de Trabajo, presidido por Jesús Calera, es el responsable de realizar ese mismo delito hasta dos veces, pero ya no contra un imperio mediático, sino contra el entonces gobierno de España!! Por supuesto Caldera de esto no sabe nada, no se ha enterado, claro, era de esperar. Y el Julio ese, ni dimite, ni Caldera tiene narices para despedirle ahora.

Veremos como acaba esto, pero este ridículo me recuerda al famoso “traidor”socialista en la tan solicitada votación secreta sobre la Guerra de Irak en el congreso hace un año, ese no creo que lo superen nunca, a pesar de sus esfuerzos. Ante el suceso de las webs de cursos Inem, y más que hubo y vendrán, le aconsejaría al gobierno que tuviera más cautela a la hora de acusar e injuriar a nadie por un delito que ellos mismos cometen, pues se pueden encontrar con el dardo clavado en su trasero.